Un gato en la ventana

Cuando en el mes de diciembre le prometí a mi amiga Marga un regalo, ella eligió un gato negro: Algo "bruja", sí que es ella... pero en el buen sentido de la palabra; de esas brujas que te adivinan el porvenir y te ponen velas blancas.
Pasaron unos cinco meses para que terminara el "encargo" (yo soy así de rápida), pero creo que no le importó esperar, porque además del gato, recibió el chal Margarita, para que se tape en las noches de Aquelarre.
El patrón es de la revista "Muñecos en Crochet, nº 2", en concreto es de un móvil de gatos:


Modestia aparte, me encantó la expresión que tiene este gato. Y creo que a su dueña también le gustó:







Listo para viajar junto con el chal, camino de su nuevo hogar. Creo que allí le cuidarán bien.



2 comentarios:

  1. Gracias, Ana, me alegro que te guste.
    A ver si poco a poco voy poniendo al día el blog, porque tengo muchas labores que no he subido y es una pena que me olvide de ellas...

    ResponderEliminar

 

Labores en el desván Template by Ipietoon Cute Blog Design