Pasamontañas para el abuelo.

Terminando ya marzo, aún continúo con labores más propias de diciembre. Pero si te lo piden no te puedes negar, y sobre todo si el que te lo pide es tu padre. Me dijo: "Tu madre me hizo un pasamontañas muy calentito, y lo he perdido... no sé dónde lo he puesto. Si tu quisieras..." Y, pidiéndotelo así ¿cómo no vas a querer?
Busqué y rebusqué un patrón para evitar tener que deshacer y encontré este:

Excepto alguno para niños, no había más. Solo me quedaba coger las lanas, la aguja y ponerme manos a la obra.

Elegi las mismas lanas que había usado para los patucos que le hice allá por el mes de octubre, pero añadí otra más (alpaca con acrílico) para que me quedara del grosor que marcaba el patrón y no pesara mucho.


Y este fue el resultado...




El pasamontañas o capucha abriga muchísimo. Con él está bien abrigadito la cabeza, la cara y el cuello:¡ya puede venir el aire frío de la montaña!!

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Labores en el desván Template by Ipietoon Cute Blog Design