Mi primera manta

Aunque llevo muchos años haciendo ganchillo, nunca habia hecho una manta, afgano, colcha u similar. La razón es que no me gustaban esas colchas blancas, de perlé que hacían nuestras abuelas y también que las labores muy muy largas me aburren.
Pero en este reencuentro con el mundo de las agujas que estoy teniendo en estos últimos meses, he visto unas mantas de colorines, tan fáciles y atractivas que han llamado mi atención. Así es que en cada pedido que hacía (aprovechando los gastos de envío) he ido pidiendo para hacer varias, y ya es hora que vaya dándole salida a todas las lanas que tengo en el baúl. Literalmente, porque tengo un baúl que heredé de mi abuela prácticamente lleno de ovillos.
Yo lo llamaré manta porque el uso que le vamos a dar es para taparnos cuando nos tumbemos en el sofá o encima de la cama a trabajar con el portatil o ver la tele... el otoño así lo pide.
Esta es la primera:

El esquema es sencillo, el típico granny que todas las aficionadas al ganchillo conocen, aunque esta vez para evitar demasiado "agujero" no lleva cadeneta entre cada grupo de varetas.


El esquema no está mu'alla, pero se entiende. Lo hice con la demo del programa Crochet Charts (muy buen programa que os recomiendo a todas las que os gusta re-inventar esquemas.

Después elegimos los colores y texturas. Antonio, mi hijo mayor para quien iba a ser la manta me ayudó. Jugamos con las texturas y los colores. En vez de hacer todo con el mismo tipo de hilo, las dos primeras vueltas del granny llevan mohair (o sea pelo) son restos de jerseys que hice a mis hijos hace tiempo. Las últimas (la negra-gris y la verde-amarilla) son algodones que llevan lurex, que había comprado para bolsos. La combinación queda diferente de otros trabajos, pero nos gustó el resultado. Ahora juzgad vosotros.






A Nata le gustó... ¿y a vosotros?
Espero subir pronto las fotos de la siguiente, en esta ocasión el granny es una creación mía.

4 comentarios:

  1. uis, te ha quedado guapisima, me encanta!!!!! Tiene aspecto de ser calentita. Me gusta la combinación de colores que le has puesto y la disposicion de los cuadrados.
    Cuando dijiste que ibas a terminar con lanas que tenias no pensé que lo dejarías tan profesional.

    ResponderEliminar
  2. Al final siempre ocurre lo mismo: usas restos que se acaban (se terminó un verde y un rosa), tienes que comprar más (menos mal que iban mezclados porque son hilos con más de 20 años), y ahora tienes de nuevo restos... y , lo peor, es que ya estoy dando vueltas cómo combinarlos de nuevo para volver a aprovecharlos.

    ResponderEliminar
  3. Hola Isa,
    estoy encantada con tu blog y por supuesto con tus labores.
    Saludos,

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias, se hace lo que se puede...

    ResponderEliminar

 

Labores en el desván Template by Ipietoon Cute Blog Design