Todo un descubrimiento


Buscando para hacer un regalo, encontré unos esquemas monocolores... me pareció que eran mucho más sencillo, pero a la par eran muy vistosos. He encontrado cientos y cientos de ellos, de todos los estilos:
desde los más clásicos...


 a las siluetas más modernas...



Hasta me inscribí en un foro ruso, para poderme bajar esquemas (no veais lo que me costó, que tuve que mandar un e-mail a la administradora) Stitch Fan Club
Entre tanto y tanto esquema encontré unos tapices medievales, con escenas de caza para bordar a un solo color, y me topé con una página increible... antique pattern library

¡¡Todos son libritos con más de 100 años de antiguedad!! Los hay hasta de 1850, pero los más son de principios del siglo xx. Pero, como esto no pasa de moda, es una delicia encontrar esquemas tan antiguos.
También los hay de ganchillo y de bordado. Y, si os gustan los monocolores, podeis aprovechar las revistas de filet, o de filet crochet pues el esquema es válido.

Hay para todos los gustos, pero este (de Art Noveau) me ha gustado mucho:

Moderne Stickerei

o este delicado ramo de flores del año 1856



Espero que os gusten... ¡Ah! y no os perdais los anuncios que vienen en los librillos...

Un bolso azul para mi

Después de los regalos que me habían costado su buen trabajillo, bien merecía hacerme algo para mi. Rebuscando en el baúl de las lanas, durante tanto tiempo olvidadas, encontré un par de hilos que combinados quedaban bien; además había la suficiente cantidad como para no dejarme colgada.

Después de una búsqueda por la red, de donde me bajé unos esquemas para hacer flores a crochet preciosas, por fin elegí un modelo para mi bolso. Aunque, como me suele ocurrir, el resultado final nada tiene que ver... por lo que mejor ni pongo el esquema.

Esta vez plasmé el proceso:

Los materiales


El proceso


El resultado



La tela la compré en La tienda de Mamen, una mercería de Salamanca, aprovechando un viaje que hice a la dentista... como llevé un trocito de los hilos, combina perfectamente. Los colores es lo peor de comprar por internet, que no siempre resultan lo que parecen en la foto; pero la variedad y cantidad es inmensa comparada con las tiendas físicas.

Los patrones...


Para el bolso utilicé lo que mi madre y yo llamábamos punto de arroz (no sé si ese es su nombre):
1 v: [1 pb (punto bajo), 1 cad.]*
2 v: [1 cad, 1 pb introduciendo la aguja por debajo de la cad. de la vuelta anterior]*
Repetir la 2 vuelta todo el tejido.

Las flores, son del libro 100 flores de punto y ganchillo. 


Podéis encontrarlo en Amazon Merece la pena, son muy fáciles y os pueden servir para ciento y un apliques.

Bolsa para el ganchillo de Bea

El cumpleaños de Bea había sido en Mayo, pero junto a la viejita de Berna encontré esta otra que me hizo recordar la afición de mi cuñada por el Crochet:



Esta vez el esquema necesitaba pocos cambios, tan solo personalizarlo poniendo el nombre de Bea. Supersencillo con el programa PCStitch, que cuanto más lo uso más me gusta... ya que a mi me gusta darle a todo un toque exclusivo y personal.
Una vez  terminado también descarté hacer un cuadro... mejor algo más útil. Pensando que allí donde va, allá que se lo lleva y en cuantito tiene un segundo libre, rápido saca las agujas y las lanas, lo más práctico era usar su "viejita" en un bolso para guardarlo todo. Me puse a buscar unas asas bonitas para el bolso y encontré una tela que me enamoró, era perfecta para lo que yo quería. La tenían en Fet a Má. Envío urgente y a los dos días ya estuve trabajando en el bolso.
Así quedó...
Por delante le puse un gran bolsillo para guardar cosas que convenía encontrar rápido, aprovechando el bordado de punto de cruz



Por los laterales para que quedara más recogido una goma y unos lacitos de la tela interior para adornar. Como las asas lo permitían se podía colgar



Dentro un bolsillo dividido para las agujas y para la tijera. Y, para que no se pinchara al meter la mano, le puse una tapeta. Este también estaba bordado a punto de cruz, y también el diseño es mio.



Tan solo quedaba entregarlo... Sé de buena tinta que lo utiliza a diario, la mejor señal de que le ha gustado.


Un costurero para Berna

Se avecinaba otro cumpleaños, y me gustó tanto la idea de hacer un cuadro de punto de cruz, que quise repetir. Así es que cuando vi este diseño...


de la página francesa Broderie rápidamente me vino a la cabeza la imagen de mi hermano que había visto en una foto de facebook, donde trabajaba sobre su nueva remalladora haciendo camisetas. Pero había que convertir la viejita en un hombre joven. O sea una mezcla de esta caricatura que también encontré en su facebook...



con el diseño de la viejita. Menos mal que con el programa PCStich el proceso es rápido y vas viendo cómo va a quedar. Y este fue el resultado...


Creo que la mezcla quedó bien, además es más personal... Pero, cuando estuvo terminado, pensé que un cuadro era poco útil, y que lo mejor sería hacerle un costurero acorde con el bordado y muy útil para guardar las herramientas de costura.
Tocaba buscar una caja, que fuera bastante grande pues el bordado ya estaba hecho... y por fin la encontré en una página de Alicante donde las vendían para los regalos de empresa de botellas de vino.
Pegamento textil, una espumita fina para que quedara con más volumen, mi bordado y un plástico adhesivo para evitar que se manchara mucho...


Bonito ¿verdad?
Pero... y ¿por dentro? Pues también forrado de tela azul, con varios apartados para guardar tijeras, agujas, hilos, cinta métrica... o sea todo un costurero.



Y como no conseguí encontrar un esquema que me gustara para señalar los distintos apartados de la caja, me tocó hacerlo a mi.


Sé que le gustó mucho y espero que lo use muchos, muchos años.

Mis "labores"



Ante todo lo primero es presentarme: Buenas noches (o días o tardes) soy Isabel; encantada de saludaros a todos los que visitáis este pequeño rincón que es mi desván (aquí debería venir un par de besos, considerad que os los he dado). Sospecho que la mayoría de los que estáis leyendo esto sois amigos míos, a los que os he sugerido (más bien obligado) a  subir al desván. En ese caso sobrarían todas las presentaciones... pero, por si algún despistado amarra en este puerto mientras navega por internet, os contaré como empezó todo esto.
Mi desván se inició como El desván de los Sims, una pequeña web para poner mis creaciones para el juego... creo que no hará falta decir cual y si aún no lo conoceis no teneis perdón ¿en qué mundo virtual vivis?. La culpa fue esa manía mía de querer hacerlo todo a mi modo, y como no me gustaba depender de nadie para que mis objetos estuvieran en la red, pues...¡hala! vamos a experimentar con esto de ser webmaster. ¡Cuidadín que me ha costado! Sobre todo con el dichoso inglés, pues la gente se cree que por el simple hecho de tener una web, ya debes leer y contestar mensajes en inglés, alemán, portugués y otros idiomas.


Después el desván se amplió con un foro; de esto la culpa la tienen los wel@s:
–¡Qué queremos un foro! –me decían todos los días después de ser obligados a abandonar el rincón donde nos conocimos.
–¿Para qué necesitais un foro si por aquí (messenger) charlamos divinamente todos los días.
–Ya... pero en el foro podemos poner nuestros retos de arquitectura sims y nuestras creaciones –vamos, como si fueran Gaudí y yo un galerista de arte.
–Pero si yo no tengo ni idea de hacer foros, sólo sé un pelín sobre webs, y a veces ni eso –les contestaba yo.
–Eso no es problema, te buscamos información y aprendes.
Y así hicieron... links por aquí, links por allá  (muchos de ellos en inglés) al fín y no sé cómo, me las apañé para montar un pequeño foro, Villasimlandia, donde tuvieran cabida todos nuestros intereses y aficiones, no sólo el juego.



Pero salió al mercado los Sims2, y todo lo que había aprendido ya no servía para mucho. Además en aquella época pasaba muchas horas en la cama. Busqué un nuevo reto y añadí una sección con reseñas de libros. Os preguntareis quien es ahora el culpable. Pues bien indirectamente es un buen amigo mío (cuyo nombre no os diré para reservar su privacidad), que puso a mi disposición tantos y tantos libros a través de la red...  Y de nuevo retomé mi aficción a la lectura, abandonada hace años en favor de otras actividades... Y, como había tanto donde escoger, había que buscar información... Y luego te planteas ¿qué hago con todas estas reseñas? ¿La voy poniendo en archivos individuales? ¿Una base de datos?... no, queda más vistoso una web, más bonita, así con sus portadas, con las fotos de los autores... ¡Ah! pues ya que la tengo, pongámosla a disposición de todo el mundo en la red. Hay que enseñar esta nueva criatura a todo el mundo (criatura no como sinónimo de fea, sino porque era recién nacida).



Pronto germinó en mi mente un nuevo apartado. Y si buscais un culpable de él diré que ha sido una muy querida amiga mía (cuyo nombre tampoco diré, pero ella bien sabe a quién me refiero) que estuvo meses y meses insistiendo sutilmente  (usease dándome la brasa machaconamente): «Tienes que escribir algo, que tú tienes mucha facilidad de palabra». Yo más bien creo que quiso decir «A ver si te cansas de escribir por ahí, y dejas de enrollarte como las persianas cuando hablamos en el messenger». No sé yo, no sé... pero en fín, tanto y tanto ha insistido que decidí darle una oportunidad de criticar lo que yo escribo y convencerla de que yo el Premio Planeta, ni en sueños.
Confieso que escribiendo los relatos de "El baúl de los recuerdos" lloré, reí y removí muchas sensaciones, sentimientos y experiencias. No pude seguir adelante, ponía demasiado corazón en ellos.


Era hora de innovar. De hacer algo nuevo.
Me cambié de lugar de residencia, dejé mi querida Salamanca y me trasladé al pueblo de mis padres. Cuando la gente me preguntaba dónde vivía nadie lo conocía y no podía enseñárselo pues no había ningún blog, ninguna web, apenas fotografías en la red. Eso había que solucionarlo. A través de la ventana de mi desván ahora ya no se veía Villasimlandia, los habitantes de aquel pueblo se marcharon para seguir con sus vidas, ahora se veía Madroñal, un pueblo "de verdad".



Después de ocho años en la red, caí en la tentación de "hacer un blog". La culpa la tienen unas  labores y unos cumpleaños.
Todo comenzó a finales de Mayo, cuando supe que en pocos días sería el cumpleaños de una amiga. Dándole vueltas a su regalo, pensé en algo personal hecho por mi, y recordé mi antigua afición al punto de cruz. Busqué en la red un patrón y este fue el resultado...


Pero la semilla de la vuelta al trabajo "artesanal" había sido sembrada. Me encontré con cientos de miles de esquemas y me di cuenta que con uno solo no tendría suficiente para quedar satisfecha.

Además podía aunar la labor con el diseño (otra de mis aficiones), mezclando varios dibujos, añadiendo, cambiando... pero esta vez no usaría un papel y un lápiz como solía hacerlo diez años atrás, ahora tenía mi pc y los nuevos programas para el punto de cruz. El campo de trabajo cada vez era más amplio, y mucho más atractivo. Así es que retomé mis agujas, mis hilos y me preparé para otros nuevos cumpleaños que se avecinaban.

Y de el punto de cruz, salté al ganchillo cuando vi los bolsos tan bonitos que podía hacer o al punto de media, y descubrí los amigurumis y me engancharon esas caritas tan simpáticas... Pero como han sido tantas y tantas labores y cada una diferente lo mejor era recopilarlas en este blog.

Por todo ello, necesitaba mostrarlas e incluso, si alguna persona estaba interesado podía realizar "algo" para ella con un diseño personal y único (y así ganarme unos eurillos para poder comprar material y mantener mi afición). Y, a pesar de tener ya una web desde hace diez años, decidí hacer un blog (algo más directo y rápido para que dejéis vuestros comentarios)... este que hoy inicio.


EDITADO

Hoy 26 de octubre de 2014, mi web de El Desván se cerrará. Pero no quería que desapareciera como el humo sin dejar ni rastro, que no hubiera el menor recuerdo de él. Para refrescar mi memoria y la de aquellos que me acompañaron en esta singladura he traído aquí un recordatorio de lo que han sido estos doce años en El Desván.
¿La razón para cerrar? Después de mucho pensarlo, creo que lleva mucho tiempo sin actualizarse, que me siento muy culpable por ello.  La red ya no es lo que era cuando comencé. Ahora hay muchas otras formas de de aprender y de comunicarnos. No necesitamos un foro, los sims 1 quedaron muy atrás (creo que van por los Sims4), hay una amplísima oferta de libros en la red y es imposible mantener al día mi "catálogo", y la sección de Madroñal necesita un buen remozado... Estoy un poco cansada de exigirme tanto y quiero tomarme la vida con más calma. Disfrutar de las buenas amistades que he hecho y  hacer sólo y exclusivamente aquello con lo que me divierta.
El espíritu de El desván de innovar y aprender sigue vivo. Hemos soltado lastre para seguir creciendo.


La vida da muchas vueltas. Quien sabe, tal vez algún día se vuelva a abrir esa trampilla y nos veamos de nuevo... en el desván.
 

Labores en el desván Template by Ipietoon Cute Blog Design